Close

El mecanismo de financiamiento GRD y la gestión de costos en la producción hospitalaria

Mecanismo GRD + Metodología de Gestión Productiva + Herramienta Digital PERC = Costo real de la producción de las prestaciones de salud, mediante el fortalecimiento de la capacidad analítica de los gerentes hospitalarios. En esta ecuación, el orden de los factores sí altera el producto.

Recientemente FONASA liberó un espacio de datos abiertos relacionado con el “Monitoreo al financiamiento, gasto y gestión de los hospitales en Chile”, con el que pretende mostrar el avance que ha tenido la implementación del mecanismo de pago por GRD en 65 hospitales del Sistema Sanitario.

Este mecanismo de financiamiento hospitalario relaciona los resultados de la gestión clínica con los costos esperados, generando indicadores que permiten comparar y mejorar la gestión en el uso de los recursos. La utilización de este mecanismo de pago ha permitido establecer una relación entre el financiamiento otorgado por FONASA a los hospitales y la eficiencia en el gasto que estos realizan para el otorgamiento de una prestación de salud, con el objetivo de controlar los costos de producción en los servicios de salud que se entregan a la población.

Los hospitales vienen de una cultura en donde se les asignaba el presupuesto a partir de la cantidad de prestaciones realizadas. Es decir, mientras más prestaciones, más recursos. Obviando que eso generaba algunas perversiones en términos de la eficiencia y calidad, no era lo más adecuado, menos cuando se requería algún nivel de análisis mayor sobre dónde se concentraba el gasto y de qué manera este se distribuía entre las diferentes unidades productivas, por lo que, sin duda, ha sido un paso importante avanzar a un sistema más sofisticado de asignación de los recursos como lo es GRD. Sin embargo, se hace necesario también avanzar a un sistema más sofisticado para establecer el costo real de producción de las prestaciones.

En ese sentido, la OPS viene desarrollando desde el año 2008 una Metodología de Gestión Productiva para los Servicios de Salud (MGPSS) para materializar sus principios. Esta ha tenido diferentes herramientas computacionales ―Producción, Rendimientos, Recursos y Costos (PRRC); Sistema de Información Gerencial (SIG); y SIG en sistema operativo Windows (WinSIG)― buscando con ello identificar y gestionar de una manera más adecuada los costos de producción en la atención y servicios finales que se prestan en los establecimientos hospitalarios.

El último paso dado por la OPS ha sido la entrega de PERC (Producción, Eficiencia, Recursos y Costos). Esta es una herramienta digital (en plataforma Internet) que facilita el procesamiento de datos para la gestión, seleccionando y relacionando componentes críticos de las distintas fuentes de información para presentar una visión global de la productividad del establecimiento o red de servicios de salud.

A contar del año 2019, a través de la Ley de Presupuesto, se extendió la transferencia de recursos vía GRD para los establecimientos autogestionados. En ese contexto y como una forma de fortalecer la gestión de costos de la producción, se tomó también la decisión de ampliar la implementación de PERC a estos establecimientos.

Sin embargo, aun cuando llevamos mucho tiempo intentando instalar estas metodologías en los establecimientos hospitalarios para mejorar la gestión de la producción, existe la sensación de que no avanzamos en dicho aspecto pues estamos atrapados en la urgencia de la entrega de información que “solicitan” las autoridades, mediante la utilización de PERC, sin considerar que primero se debe instalar la MGPSS y madurar su uso. El excesivo interés por usar el software y cumplir con “los plazos” en la entrega de información, nos hace perder de vista que lo importante, en concordancia con lo señalado por la OPS como su objetivo al fomentar estas metodologías, es fortalecer la capacidad analítica y de gestión de los gerentes, para lo que es necesario instalar la metodología y que las diferentes áreas de los establecimientos hospitalarios la adopten en sus procesos en lugar de promover el uso de un software.

La entrega de información a través de estas herramientas solo podrá ser efectiva si detrás de ella tenemos un método de trabajo, una forma de hacer las cosas, instalada, conocida y manejada por todas las áreas que participan en la gestión de la producción.

Solo así tendremos mayor claridad y cercanía de cuánto nos cuesta, en términos económicos, atender a nuestros pacientes (costo real) y podremos estimar mejor los recursos requeridos para que esa producción sea eficaz, eficiente y equitativa, sin perder de vista la calidad en la atención, que es lo que finalmente busca el mecanismo de pago GRD.

Recuerda estar registrado para acceder a la Revista Digital

Aprovecha la oferta: Plan anual por $10.000

Si ya estás suscrito ingresa aquí

Asesor en Gestión TI para Hospitales y Transformación Digital en Organismos Públicos.

Deja un comentario

Leave a comment
scroll to top