Close

Las prioridades para acelerar la Transformación Digital en tu organización

La Transformación Digital es un proceso que toda empresa ―independiente de su tamaño― debe implementar, pues su propósito principal es mejorar la experiencia de las personas con la organización. Para lograrlo se hace necesario un cambio cultural y de mentalidad, e identificar dónde están las oportunidades de mejora. Con ello no solo se asegura el cumplimiento del propósito, sino también se abre la posibilidad de monetizar esas mismas oportunidades.

Digital. Esta es una palabra que se repite mucho. La pandemia del COVID-19 aceleró el ingreso de varias empresas e industrias a este mundo, porque, en algunos casos, era eso o desaparecer. Por ello ahora podemos decir que estamos, efectivamente, en la era digital.

Pero ¿cómo es una organización digital? Para muchos, es una compañía que ocupa herramientas digitales y que ha ingresado al e-commerce de manera competitiva.

Aunque esto es en parte correcto, no es suficiente con usar herramientas digitales, ya que quedarse en ese estado para una empresa, es estancarse en un proceso que se conoce como “Adopción Digital”, cuestión muy distinta a una Transformación Digital. Para poder transformarse digitalmente las empresas tienen que avanzar en cinco grandes prioridades, generando y adquiriendo con ello las competencias para Actuar y Ser Digital.

Actuar digital

Considera las iniciativas tecnológicas relacionadas para mejorar la experiencia de los principales grupos de interés de la organización, generando así un aumento en la satisfacción por la entrega de los productos y servicios. Estas pueden ser categorizadas en 3 grupos de iniciativas:

  1. Compromiso digital, es decir, proveer soluciones que permitan relacionarse y generar compromisos con clientes, consumidores y colaboradores a través de todos los puntos de contacto digital, entregando una experiencia consistente.
  2. Espacio de trabajo digital, o la implementación de espacios laborales que integren todo tipo de herramientas digitales con el objetivo de estimular el trabajo colaborativo remoto y móvil, y permitan el acceso desde cualquier lugar y dispositivo a la información relevante para realizar cada función.
  3. Negocio Digital: Son soluciones que permiten cambiar la manera de planificar, producir y vender, mediante la integración de la información ―más allá de la cadena de abastecimiento propia― y del uso de tecnologías para capturar, analizar e inferir los datos, y así transformarlos en decisiones y conocimiento para la organización.

Ser digital

Considera las iniciativas que permiten hacer sustentable la mejora de la experiencia de las personas ―como resultado de un Actuar Digital―, focalizando en el aumento de las capacidades digitales dentro de la organización, en el diseño de las soluciones centradas en lo humano y en la adopción de nuevas formas de trabajar y de una mentalidad digital. Estas pueden ser categorizadas en 2 grupos de iniciativas:

  1. Cultura digital: Iniciativas que incorporan formas de trabajar más ágiles, innovadoras y digitales entre los líderes, colaboradores y equipos de trabajo, de manera de cambiar su manera de pensar, sentir, actuar y ser en relación con las tecnologías digitales y su potencial para mejorar la experiencia de las personas.
  2. Academia digital: Iniciativas para incorporar los conocimientos, competencias y habilidades digitales en cada rol de la organización para el desempeño exitoso actual y futuro.

Evidentemente no es lo mismo “ser” que “actuar” de manera digital, porque para esto último tiene que haber un cambio en el mindset de las personas que forman parte de la organización. Es una transformación en la forma de pensar sobre cómo hacemos las cosas. Pero, además, es una condición de posibilidad para el desarrollo del ser digital, que finalmente habla sobre nuestro relacionamiento y compromiso con lo digital.

Para conseguir este necesario cambio de mindset, es imprescindible ejecutar un cambio cultural que apunte hacia lo digital y que vaya más allá de generar una campaña interna enfocada en dejar de usar el papel porque es poco ecológico. Se trata de realizar una transformación desde los cimientos de la organización e, incluso, cambiar la estrategia comercial, redefinir procesos operacionales y perfiles de cargos.

Entonces, ¿cómo comenzar esta transformación para lograr actuar y ser digital? Conectándose con el gran propósito que tiene la Transformación Digital: mejorar la experiencia de las personas (clientes, colaboradores, accionistas y ciudadanos). Para esto hay que descubrir donde están esas grandes oportunidades para mejorar su experiencia con la organización, para solucionar sus puntos de dolor y cubrir sus necesidades latentes. Solo así podremos focalizar el camino hacia lo que importa y que finalmente va a generar un mayor crecimiento, rentabilidad y sostenibilidad para la organización.

Recuerda estar registrado para acceder a la Revista Digital

Aprovecha la oferta: Plan anual por $10.000

Si ya estás suscrito ingresa aquí

Deja un comentario

Leave a comment
scroll to top